¿Calidad, precio o las dos cosas?

La pregunta con la que hemos titulado la presente entrada tiene su miga, eso está claro. En muchas ocasiones, sobre todo cuando vamos a adquirir alguna cosa determinada, no nos paramos a pensar si lo que estamos comprando lo podemos encontrar más barato, porque estimamos que si existe en un precio más asequible seguramente sea también de menor calidad. Otras veces lo que nos mueve es precisamente eso, el ahorro. Puede ser que hayamos probado un alimento cualquiera de marca blanca y admitamos que apenas si distinguimos diferencias en el sabor o en la textura con otro de renombre. Vamos a dedicar un momento a desarrollar ambos conceptos.

En realidad, lo que primero deberíamos hacer es preguntarnos si ambos pueden existir de forma conjunta. Y por nuestra experiencia podemos decirte que sí, que pueden darse en la naturaleza de tal manera. No es habitual, pero puede ocurrir. Por ejemplo, es posible que encuentres un restaurante que te ofrece un servicio a la carta con unos precios inmejorables o un hotel que te cobra por pernoctación un precio irrisorio. Para ilustrar con un ejemplo lo que estamos comentando, nos gustaría que visitaras www.desguaceretolleida.com, una página de venta de recambios de ocasión que ofrece a sus clientes una calidad contrastada y unos precios únicos. La verdad es que con negocios así es posible afirmar que se pueden hallar juntas ambas cuestiones.

¿Qué entendemos por calidad? Por regla general nos referimos a productos de marcas consolidadas que tienen un precio más elevado que las genéricas y que se distinguen por presentaciones llamativas y por ser un producto redondo y que ofrece seguridad al cliente que lo adquiere. En estos tiempos de crisis este tipo de objetos ha notado como ningún otro la bajada de sus ventas, aunque también es verdad que han contraatacado con ofertas interesantes para reactivar su sector.

Por otro lado tenemos lo barato, que se suele referir a esas marcas que tienen las grandes superficies y que se venden a precios, en ocasiones, irrisorios. Con su adquisición lo que pretendemos es, obviamente, ahorrar dinero porque son bastante más baratas que la marca original. Y sobre su calidad, el debate está abierto: muchas personas denigran de las mismas, pero otras afirman que las diferencias no son tan exageradas. En cualquier caso, y como colofón al presente artículo, habría que recordar que muchas grandes marcas fabrican productos para grandes supermercados, así que muy malos no deben ser éstos…

One thought on “¿Calidad, precio o las dos cosas?

  1. Pingback: lo barato es esencialmente economico, pero a muchos no les gusta

Deja un comentario