Momentos en los que se agradece tener un Smartphone

Aunque no seamos demasiado entusiastas de las nuevas tecnologías y aunque éstas a veces nos resulten un misterio incomprensible, hay que reconocer que en ocasiones son muy procedentes. Puede ser que pensemos que un teléfono está para llamar y que un ordenador es lo ideal para conectarse a Internet, pero para muchas personas tener acceso a la Red a través de la pantalla de tu Smartphone y una tarifa de datos es la única posibilidad de tener un contacto más o menos habitual con lo que el mundo virtual ofrece. Y hay que reconocer que en algunos momentos se convierte casi en esencial.

Por ejemplo, imagina que tu coche decide darte una sorpresa desagradable y se avería. No hablamos de una rotura eventual o parcial, no, hablamos de una de éstas que son de traca. En esos momentos la solución más inteligente es desenfundar ese móvil táctil que con tanto esmero cuidas, extraerlo despacito de su funda de algodón y buscar un sitio en donde poder adquirir recambios desguace. Así de sencillo. Así de fácil. Ahorrar dinero gracias a la conexión a Internet de tu terminal, al instante y con garantía plena de funcionamiento. No nos dirás que no es una buena forma de afrontar esa avería, ¿verdad?

Pero no creas que la tarifa de datos nos sirve exclusivamente para lo que te acabamos de comentar, tiene otras muchas aplicaciones. Por ejemplo, pongámonos en situación. Has quedado con los amigos y estáis hablando de esa película o de esa serie que tango os gusta. De repente alguien afirma una cuestión cualquiera sobre un actor determinado, y todo el mundo se pone a cavilar para recordar el nombre del susodicho. Pero ahí estás tú, más rápido que una centella. Extraes de nuevo tu teléfono y demuestras a tus amigos su viabilidad encontrando ese dato que faltaba de forma instantánea.

Así que como habrás visto un Smartphone es mucho más que un capricho. Seguramente al principio te costará cogerle el aire, tal vez tengas que navegar unas cuantas veces para saber hacerlo funcionar, pero no cabe ninguna duda de que al final conseguirás sacarle todo el rendimiento. Al fin y al cabo de lo que se trata es de ser tecnológico, y eso es precisamente lo que te va a aportar un terminal de este tipo. Si aún no tienes uno ya tardas en llamar a tu operadora para solicitarlo.

Deja un comentario