El caballo P.R.E

A este maravilloso animal como todo el mundo puede apreciar, le es fácil adquirir la doma más perfecta y complicada que el jinete pueda aplicar a individualidades de esta especie, y educado con verdadera comprensión y cariño, con sistemática regularidad, no exento de castigo, cuando este sea justo, nunca excesivo y en su momento.

El caballo Español P.R.E. merced a su condici6n temperamental que de forma tan admirable posee, da al jinete lo que en si tenga, realizándolo en cualquier ocasi6n y a cualquier hora que se le pida, aun cuando ello sea solicitado después de un fuerte ejercicio o una larga caminata. De aquí precisamente que esta condici6n junto con el ARTE que desprende, haya sido tal vez lo más alabado por los más famosos jinetes de todas las épocas. Equilibrio natural, temperamento y fuerza, sea quizás la clave para explicar en parte el ARTE de nuestro P.R.E. único en el mundo y más usado en tienda hípica Madrid.

No en vano fuera de nuestras fronteras para halagar la belleza o destacar en ese sentido a un individuo de cualquier raza se dice: ¡mira que guapo, parece Español!. Una conformaci6n como dije antes muy equilibrada (en otras razas costara años de trabajo y el P.R.E. nace con él). En la que sobresale la cabeza de bella forma y amplia frente. O bien como lo describe ese gran poeta cordobés Pablo de Céspedes:

- Brioso, el alto cuello y enarcado.

- Con la cabeza enarcada y viva.

- Llenas las cuencas; ancho y dilatado el bello espacio de la frente altiva.

Y después mas adelante dice:

- Dos ojos eminentes; las orejas altas y sin derramarlas y     parejas.

No se puede describir mejor la fisonomía particular de este caballo, en el que no se sabe que admirar más: sí su mirada inteligente y viva o sus movimientos amplios desenvueltos, justos y elegantes.

Deja un comentario