¿Pequeña o mediana empresa? Necesitas estrategias para crecer más

Hay dos cosas que siempre van a funcionar en una empresa, la primera es la calidad con la que se hacen las cosas y la segunda es cómo se ofrecen a los clientes.

Muchos piensan que una empresa grande puede darse el lujo de tener áreas que permitan elaborar mejor sus estrategias comerciales, que las empresas pequeñas no tienen una estructura que les permita pensar en marketing o en procesos de calidad. Eso es totalmente falso.

Por más que nuestro negocio sea pequeño, no es indicador de que ofrezca un mal servicio o no tenga un diferencial con el resto de la competencia.

Es más, si no hemos estudiado marketing o administración específicamente, tampoco es un limitante ya que actualmente se puede estudiar un diplomado en sistemas de gestion de la calidad, el cual va a servir para que podamos optimizar nuestros recursos y generar mayor margen de ganancia.

Por ejemplo si  tenemos un restaurante, podemos revisar mediante que medio se están adquiriendo los insumos y de esa forma tratar de mejorar el traslado, ya sea en tiempo y dinero.

Otro proceso de calidad es mediante la implementación de estándares a seguir con el fin de que nuestros servicios sean óptimos y el público esté a gusto con lo que se le ofrece.

Otra manera de mejorar el rendimiento del negocio es aplicar una estrategia muy practicada por grandes centros comerciales y que se puede aplicar a baja escala como en un local de venta de ropa o abarrotes. Básicamente esta estrategia radica en acomodar y ambientar el lugar con el fin de permitir que todo lo que esté a la venta pueda ofrecerse y ser vista por el comprador, generando la necesidad.

Esta estrategia se puede aprender mediante un diplomado en gestion de visual merchandising trend, que es con el nombre con el que se conoce esta actividad.

No se necesita tener gerencias, mucho personal a cargo, ni contar con un súper presupuesto para ejecutar acciones que rompan el esquema del mercado en donde se compite.

Por ejemplo, estoy seguro que muy pero muy rara vez, ha visto en una tienda de barrio que cuenta con una oferta pague 2 lleve 3. O tal vez con un sorteo semanal o mensual de canastas juntando boletos los cuales se consiguen a partir de un monto determinado de compra.

Todo es cuestión de creatividad, incluso establecer una central telefónica para hacer pedidos y llevarlos hasta la casa.

No importa si eres pequeña o mediana empresa, los límites están en ti y en lo que quieres lograr.

Deja un comentario