¿Por qué nos equivocamos al escoger colchón?

LB TEDORMIO - Por qué nos equivocamos al escoger colchón

Con demasiada frecuencia la gente reconoce haberse equivocado cuando escogen el colchón para su cama. Incluso aquellos que creen haber hecho todo lo que estaba en sus manos para acertar. Pero, ¿por qué es tan frecuente equivocarse? Quizás repasando los errores más frecuentes podamos extraer conclusiones.

El error de pensar que probando el colchón acertarán

Uno de los errores más frecuentes es acudir a una tienda y comenzar a probar colchones uno tras otro. Lo que realmente deberíamos de hacer es, simplemente, probar uno de cada tipo para saber qué clase de colchón es el que nos conviene.

Por ejemplo, probar un colchón de muelles ensacados, un colchón de viscoelástica con corazón de muelles, un colchón de viscoelástica con corazón de espuma y otro con el centro de látex. Esto nos dará una idea de cómo son este estilo de colchones y decidiremos cuál nos gusta más.

También podemos comprobar diferentes gruesos de viscoelástica para saber cuál es la sensación que nos produce. A partir de ahí, la decisión se puede tomar sin tener que probar ningún otro colchón.

Afirmamos esto porque la diferencia entre un colchón y otro la vamos a sentir a lo largo de las noches que durmamos con él y no en un momento que nos tumbemos en la tienda. Esto no nos va a decir cómo es un colchón tras ocho horas acostados y eso día tras día.

Por esta razón comprar un colchón online, una vez que sabemos el tipo de colchón que queremos, es igual de seguro que hacerlo en la tienda. Por ejemplo, sabemos que nos gusta la viscoelástica con corazón de muelles ensacados y que preferimos que la capa no sea excesivamente gruesa. Pues solo hay que ir a una Web como la de Tedormio.com y, a partir de ahí, escoger un colchón que se ajuste a la descripción dada y que tenga un buen precio.

El error de pensar que solo las marcas conocidas son buenas

Otro error frecuente es acudir a una tienda pensando exclusivamente en una marca de colchones porque pensamos que, dado que tiene un nombre conocido, tiene que ser necesariamente la mejor.

Normalmente, las marcas más conocidas lo son porque invierten muchísimo dinero en publicidad, lo que hace que sus precios sean elevados para poder resultar rentables. Pero ni mucho menos quiere decir que sean las mejores, pudiendo haber marcas que no han salido jamás en la tele y que tienen una gran calidad a un precio más razonable.

Deja un comentario