Las reformas se acercan…

Obviamente pronunciar esta frase con la voz cavernosa de los Stark es mucho más efectivo, pero está claro que si has estrenado 2013 con fuerzas y con ganas y tienes necesidad de llevar a cabo unas obras en tu domicilio o una reforma en tu piso, tienes que mentalizarte de que, al igual que invierno, éstas se acercan. No te pedimos que las olvides, que las arrincones o que las pospongas, pensamos que cuanto antes te las quites de en medio muchísimo mejor. Así que desenfunda tu acero valyrio y haz frente a la situación con algunas cosas que deberías conocer de antemano.

Por ejemplo, si ya sabes defenderte en Internet para buscar otras cosas que te interesan como el tiempo que va a hacer, los sitios más económicos para ir a cenar o los lugares con las mejores promociones y descuentos, da un paso más. Actualmente tienes un buen recurso que se llama buskalos.com, el cual te ofrece un listado de empresas de todo tipo para que no tengas que moverte del sillón, ese que conserva tu forma y en el que tan a gusto te rebulles…

No intentes convertirte en un Gran Hermano con pretensión de controlarlo absolutamente todo. A veces sucede que los carpinteros, electricistas, fontaneros o albañiles que vas a contratar tienen un largo bagaje a sus espaldas y entienden a la perfección su tarea. Perder el tiempo desarrollando un plan de trabajo para levantar un tabique puede suponer que esos profesionales te miren y arqueen la ceja de forma irónica, aunque caben otras posibilidades también, no nos engañemos. Mucho más violentas, eso sí.

Para contratar un servicio puede ser necesario llamar un par de veces o mandar algún correo, pero no te conviertas en un robot que a cada cinco minutos levanta el auricular y marca los dígitos de contacto de la empresa que vamos a contratar. Y con respecto a los mails, igual. No por inundar el buzón de una empresa de reformas vamos a conseguir mejores resultados.

Léelo todo antes de firmar nada. Si las obras no son muy duraderas o si solamente necesitas un ebanista para confeccionar un armario empotrado puedes pensar que no necesitas formalizarlo todo por escrito, pero si las cosas se tuercen o no estás satisfecho con el resultado final no podrás reclamar. Así que tenlo todo bien expresado, con indicación de cantidades a pagar, materiales utilizados, tiempo estimado de duración, etc.

Y por último, y como sabemos que a veces te despistas un poco, inserta buskalos.com en tu página de favoritos o en la de marcadores. Así la tendrás a mano siempre que la necesites y podrás sacar el mejor partido de una página tan completa como necesaria en nuestra cada vez más vida globalizada.