Cuestiones a tener en cuenta cuando viajamos por nuestra cuenta

Si eres de los que huyen de viajes organizados bienvenido, nosotros también abominamos de tal cuestión. Por regla general este tipo de actuaciones no nos producen ninguna satisfacción, porque tenemos claro que con esta forma de movernos de un sitio a otro no vamos a ver una ciudad de una manera conveniente y, desde luego, lo único que vamos a conocer, además de la mejor manera, serán los aeropuertos internacionales donde tengamos que hacer escalas o esperar a que nuestro avión salga. Por eso nosotros creemos que es mejor organizarse un viaje por uno mismo y preparar las excursiones sin que haya nadie que nos diga las cuatro cosas folklóricas y ya está. Por eso hoy vamos a repasar este tipo de viajes para que veas dos cosas que te vendrán bien a la hora de ponerte a ello.

pensionesbaratasLa primera de estas cosas tiene que ver con el alojamiento. En efecto, que tengamos acceso a pensiones baratas es lo adecuado si pretendemos no pagar una cantidad excesiva de dinero por nuestro alojamiento. Esto es esencial, sobre todo porque un sitio barato nos permitirá ahorrarnos unos euros, lo que será genial para nuestros ahorros o por ejemplo para prolongar nuestra estancia en un sitio determinado. Vale la pena que lo tengas en cuenta.

Por otra parte tienes que tener presente que moverse por una ciudad desconocida puede ser muy grato si llevamos callejero o guía, pero si no es el caso necesitaremos un buen modo de hacerlo para no andar perdidos o extraviados. El mejor recurso, desde luego, es del que nos hablan aquí, esto es, un taxi. Pero también puedes recurrir al transporte público como un autobús o el Metro si tienes varios días y quieres camuflarte con la población.

De lo que se trata, y es a donde queremos ir a parar, es de programarte unas buenas vacaciones y que nada te salga mal. En estos momentos lo que tenemos que tener en cuenta, por encima de cualquier cuestión, es que los viajes que uno mismo organiza y prepara son mucho más excelentes y óptimos que los que nos puedan dar en un sitio dedicado a estos menesteres. Dicen que el turismo es lo que de verdad nos permite conocer una ciudad determinada, pero desde luego no el de masas, no el de acudir en tropel a un sitio determinado, no el de entrar a un museo y verlo en dos horas. No, lo que de verdad nos tiene que importar es que podamos encontrar un buen modo de viajar a nuestro aviso y con todas las garantías. Así que los dos consejos que te hemos dado (pensiones baratas y taxis para moverte por la ciudad) te serán de mucha utilidad para todo. Seguro que si los pruebas nos darás la razón.

Sacar provecho a tu fin de semana

Está claro que el fin de semana tiene que ser un momento ideal para desconectar, para que puedas por fin leer ese libro que tanto estás deseando o para olvidar por un momento ese informe urgentísimo que te estará esperando para el lunes. Y también es una buena manera de tomarte un respiro y hacer una viajecito a donde tú quieras. Aquí no hay límites, así que prográmalo y disfruta de tu tiempo de ocio. Te damos algunos consejos para ello.

Lo primero es lo primero: tienes que saber qué recursos van a ser los más económicos para que puedas rentabilizar con la mejor garantía tu fin de semana. Por eso la recomendación que tiene que encabezar nuestra lista es bastante lógica: el alojamiento, cuanto más barato mejor. Eso sí, ello no quiere decir que te vayas de inquilino ilegal a un piso vacío, naturalmente que no, pero para eso tienes la Red, para echar un vistazo al panorama general y comprobar que hay un montón de sitios con precios fantásticos que te van a dar una relación calidad-precio más que adecuada. Mismamente una pensión es la opción más ideal. Limpias, correctas, con la posibilidad de comer o cenar en ellas por poco dinero y por regla general bien ubicadas geográficamente. Así que la recomendación que te podemos hacer es que visites una página que resuma las que puedes hallar en el territorio español, que ya te decimos que no son pocas. Haz clic aquí para obtener más información al respecto.

Otro consejo: elige algún evento en particular y disfrútalo. Puede ser un partido de fútbol, uno de baloncesto, tal vez un concierto o una ópera, una película en versión original o una obra de teatro, pero márcate uno de estos eventos para que puedas disfrutarlo con las máximas garantías. Seguro que no te arrepientes de ello, porque las grandes ciudades tienen una oferta excelente en este aspecto y vas a poder beneficiarte de precios baratos y espectáculos en vivo con las mejores garantías.

Y por supuesto, vive la ciudad, disfrútala, descúbrela a pie, saboréala. Entra a tomarte un café en una tasca, cómete un bocadillo suculento en uno de los muchos restaurantes, o siéntate en un comedor y pide un menú tradicional. Lo importante es que cambies radicalmente de ambiente y te sientas verdaderamente en otro sitio. Solamente así podrás gozar con todo lo que tu fin de semana te va a ofrecer. Y podrás cargar las pilas para afrontar ese informe que, taimado, te estará esperando en la oficina el lunes…