Coches a punto para la temporada de invierno

Tras el verano, una nueva temporada hibernal hace que tengamos que poner a punto nuestro coche para adaptarse a los cambios climatológicos de esta época. Salir a la carretera con viento, lluvia o nieve puede tener resultados desastrosos para el conductor, los ocupantes y el vehículo.

Proteger el buen estado de los neumáticos es una tarea fácil que nos ayudará a conservarlos. Para empezar, podemos comprobar su estado, pasar una revisión en mantenimiento y disponer de los medios necesarios en caso de que tengamos algún problema mientras vamos por la carretera.

Si salimos a zonas de montaña, las cadenas son muy importantes en los meses de invierno. Cuando la nevada es algo intensa, es mejor resguardarnos y no salir a la carretera por precaución. Pero si encontramos nieve en el camino, deberemos ir con los accesorios y herramientas adecuados, además de las cadenas tan necesarias de diciembre en adelante.

Antes de iniciar nuestro viaje en carretera, recomendamos contar con un mapa o guía para saber dónde nos encontramos en cada momento. Los GPS de los coches nos informan también en cada momento de la ruta que hay que seguir, que ya tendremos memorizada antes para que no surja ningún imprevisto. Una vez estamos en marcha, si el viaje es largo, realizaremos paradas cada dos horas para descansar y para que nuestro vehículo también repose. Siempre mantendremos la distancia entre los coche y reduciremos la velocidad continuamente. Ya sabemos que lo importante es llegar.

Para los recambios de coche, las tiendas online facilitan en mayor medida disponer mejor de los accesorios que necesitamos. Es mucho más cómodo contar con triángulos, neumáticos online, cadenas de nieve o filtro y estar preparados cuando nos desplazamos por la autopista. Además, hay neumáticos especiales para nieve, que siempre serán mejores para garantizar que no nos quedaremos atrapados en cualquier lugar.