Elegir la mochila adecuada para los niños

Los niños no tienen criterio propio para saber qué mochila es la más adecuada para su espalda, peso a cargar, y demás. Únicamente se guían por el diseño, los colores y los dibujos o marcas. Por eso es imprescindible que los padres estén al pie del cañón, controlando las mochilas a la hora de comprarlas, al igual que el resto de material escolar. No solo se comprará la mochila más adecuada para el niño, sino que también se podrá comparar precios y buscar el más útil y rentable, dos en uno. Para que el niño no acabe sufriendo dolores de espalda, hay que tener en cuenta varios factores a la hora de adquirir una mochila (ya sea en tienda online o en establecimiento físico)

 

TAMAÑO

 

El tamaño de la mochila permitirá calcular cuánto peso podrá llevar el niño en ella. Si es una mochila de tamaño más o menos reducido, no le quedará más remedio que o bien dejar libros en el colegio o en casa, puesto que no le cabrán más. Ésto es muy útil para asegurar la salud de los niños y ahorrarse disgustos como el dolor de espalda, lumbagos cuando están en fase adulta, etc. El tamaño, además, deberá ir acorde a la edad y altura del niño, para que el peso sea proporcional y no al revés.

 

CON ASAS O CON RUEDAS

 

El eterno dilema desde que salieron a la venta las mochilas con ruedas. No parecen tan modernos y chulos para los niños, pero los padres respiran tranquilos al saber que el niño solo tiene que tirar del asa en lugar de cargar con su propia espalda con los libros de texto, estuches, y demás. Es más común, además, que sean las niñas las que lleven este tipo de mochila en lugar de los niños. Las mochilas con asas presentan el inconveniente de ir cargando con todo lo que se meta dentro de la misma, y también son populares entre los chicos. Lo recomendable es una mochila con dos correas y carrito aparte independiente, así se puede montar y desmontar a placer, y utilizar la mochila con las asas cuando se quiera ir de excursión o para las actividades extraescolares.

El sistema de mochila más moderno actual se conoce como Loop Top, que consiste en una sola asa central (o bandolera) pero no es muy útil a la hora de repartir todo el peso por la espalda del niño, cargándose todo sobre uno de los hombros.

 

DETALLES ERGONÓMICOS

 

Las asas de las mochilas han de estar acolchadas para que el peso no recaiga directamente sobre el niño, y también tienen que ser lo suficientemente largas para que se adapten a la altura del niño. De esta forma, cuando el pequeño crezca, la mochila seguirá siéndole útil. También se recomienda que la mochila cuente con zona acolchada por la parte de la espalda, para que al reposar todo el peso, se haga de la forma más suave posible.

 

REPARTO DE ESPACIO Y BOLSILLOS

Algunas mochilas cuentan con muchas particiones internas para repartir mejor el peso, y colocar botellas de agua en una zona, el móvil en otra, estuches en otra, los cuadernos y los libros, etc.. de esta forma, el peso no se centra en un único punto.

Ahora se pueden comprar uniformes y complementos del colegio por internet

Si buscas todo lo que necesita tu hijo para ir al colegio, no hace falta que busques más. La tienda online Vivaelcole tiene todo lo que querías. El diseño de la página web ha sido cuidadosamente planificado para que los usuarios no encuentren obstáculo alguno a la hora de adquirir los productos que quieren. Está todo muy a mano y perfectamente explicado para que no haya confusiones. Porque las tiendas online es una tendencia al alza pero no todo el mundo está familiarizado con este tipo de compras. La tradición manda ir a tiendas físicas, tocar el producto, verlo, probárselo y ya comprarlo. Pero ahora con la falta de tiempo por parte de los padres, o las impertinencias de los niños, sus caprichos, o simplemente el hecho de no querer desplazarse ha supuesto un aumento de los beneficios de Vivaelcole, una tienda online que ya tiene a sus clientes fijos y muy satisfechos.

¿Qué puedes encontrar en esta tienda online? Todo lo que los niños necesiten. Desde leotardos y calcetines, hasta la mochila más moderna. Ahora ya no se lleva tanto Bob Esponja, en cambio las Monster High encabezan los deseos de los niños. No te lo pienses más, pásate por la página web.

Además, se sabe lo complicado que es buscar uniformes escolares con las características que impone cada colegio en particular. A veces, llegamos a la tienda física y nos piden que esperemos un tiempo, porque no le quedan existencias. En lugar de perder el tiempo, desplazarte inútilmente y tener que volver a casa con las manos vacías, te propongo esta novedosa manera de adquirir cosas. Y además te aseguras de que lo van a tener. Camisetas de todo tipo y talla, pantalones, calzado variado, leotardos, calcetines, complementos como los estuches, lápices, chándals, ¡de todo y para todos los niños!

Los precios son muy asequibles y compensa bastante echarle un vistazo para comprobarlo. La fase escolar del niño es una de las más importantes, en donde hará sus primeros amigos, empezará a aprender los conocimientos más básicos, y aprenderá divirtiéndose y jugando. En los recreos, son muchos los uniformes escolares que acaban sucios, rotos y ya viejos de tanto usarlos. Si estás pensando en renovar el uniforme de tu hijo, te aconsejo esta tienda online, a lo mejor encuentras lo que buscas sin tener que ir a tu tienda de siempre. Y encima te lo traen a casa, ¿qué más podrías pedir?

Un estudio revela que esta tendencia a comprar cosas de forma online no ha hecho más que empezar. Con la proliferación de soportes podrás incluso comprar desde tu teléfono móvil. Para eso están adaptando el diseño de las tiendas online a las características de cada dispositivo. Es una realidad que ya podemos disfrutar.

La importancia de la historia, cultura y política en los colegios de antaño

¿Cómo han cambiado los uniformes escolares de aquí a hace unos cuantos años? ¿Alguien se acuerda de ellos? ¿La mochila era algo común, o se utilizaban carteras en su lugar? ¿Cómo ha evolucionado todo?

Poco a poco, conforme los años han ido pasando, las tendencias textiles con respecto a los colegios también han cambiado mucho. Antiguamente los uniformes se habían creado por varios motivos que explicaré más adelante. Cada país tiene sus costumbres, cultura, política e historia, y los uniformes forman parte de todo eso. Aunque ahora no sean tan comunes, antes eran todo un hábito que representaba el modo de vida de aquella época. Por ejemplo, los profesores eran muy estrictos y duros, el protocolo de comportamiento también lo era. Había mucho más respeto por los padres, y por las personas con más edad. Ahora todos esos valores se han perdido. Pero, ¿por qué surgieron los uniformes?

Antiguamente los colegios privados y conservadores estaban regentados por órdenes religiosas muy devotas que cumplían al pie de la letra con sus doctrinas. Evitar enfrentamientos, discriminaciones por economía o clases sociales, envidias y promover la humildad son algunos de los motivos por los que decidieron instaurar la costumbre de vestir de uniforme a los alumnos. Otro de los motivos por los que se instauró el uso de uniformes era para abaratar su coste. Por aquella época, los uniformes se fabricaban a medida, por lo que eran mucho más caros. Los niños tenían que comportarse en el colegio durante sus recreos para no estropearlos o mancharlos, porque hasta el final de la semana no se lavaban y tampoco podían permitirse comprar uniformes nuevos cada vez que se rompían.

Pero con el aumento de la demanda de estas prendas, aumentaron también los empleados en fabricarla, compraron maquinaria moderna, y en definitiva, se produjo toda una industria que redujo los precios de la tela, de la producción y del producto final. Port otro lado, las diferencias sociales seguían vigentes a pesar de vestir todos de la misma manera, y cada estilo y diseño de los uniformes venía ajustado a ciertas normas impuestas por el propio centro, principios que estaban estrechamente ligados con las directrices de la sociedad de aquella época. Iba todo en consonancia. Los ricos se diferenciaban de los menos acaudalados por sus abrigos y sus zapatos. Los niños aprovechaban esa ocasión para lucir el calzado de más calidad, y los abrigos más caros. Por lo demás eran todos iguales y tenían las mismas condiciones para todo.

Las niñas solían llevar leotardos, mientras que ellos siempre se ponían calcetines, algo que no ha cambiado nada actualmente. Ellas tenían que ponerse falda a la altura de las rodillas, camiseta blanca, y chaquetita de botones. Ellos llevaban su polo blanco y sus pantalones del uniforme. Ambos podían incluir algún complemento para la cabeza como un sombrero o una boina para darle color al traje en cuestión.