Un viaje siempre viene bien para recargar las pilas de verdad

Imaginad la situación: ese primer Homo Sapiens, de repente, se enfrenta a la necesidad de seguir descubriendo nuevos territorios para poder seguir existiendo. Puede que sea porque los animales que caza se han extinguido, puede que porque la población ha crecido, puede que porque el clima ha cambiado. Sea como fuere, el ser humano es un homínido que necesita seguir hacia adelante, tener conciencia de que hay sitios inexplorados donde no ha llegado nadie. Y esto es, sin duda alguna, el germen de lo que hoy en día conocemos como turismo.

Eso sí, para viajar en estos momentos necesitamos nuevos medios de comunicación, como por ejemplo un coche particular bien reparado. De esta manera seremos de verdad operativos aun en plena crisis, entre otras cosas porque nos hemos dado cuenta de que los viajes, aunque estemos con el agua al cuello, no pueden terminar. Y no lo han de hacer porque precisamente salir por ahí a conocer sitios es la mejor manera de desconectar de todo. Tal vez pienses que no están las cosas para hacer dispendios demasiado onerosos, pero no te estamos diciendo que debamos gastar mucho, solamente lo necesario para disfrutar con los nuestros… Y ya está.

Y es que ahorrar dinero es hoy en día posible gracias a una cuestión bastante interesante: los desguaces permiten que al fin los coches puedan ser recuperados de una manera funcional y correcta. Puede que al principio no lo veamos demasiado claro, lo de comprar cosas de segunda mano muchas veces nos produce cierta incomodidad por lo inseguro que puede llegar a ser. Pero una cosa está clara: en pleno siglo XXI tenemos que ser conscientes de lo bien que funciona el formato de lo usado, al menos en el sector de la automoción.

En cualquier caso, y si tu vehículo se ha estropeado irremediablemente y no ves la posibilidad de recuperarlo aun yendo a un buen desguace, todavía puedes seguir viajando gracias a los autocares de alquiler. Estamos ante una solución viable y práctica que además resulta bastante económica. Pensamos que contratar un autobús sale muy caro, pero créenos, si somos un grupo de personas muy numeroso es mucho más práctico echar mano de un autocar para evitarnos problemas de aparcamiento, gastos de gasolina, parking o autopistas y demás circunstancias que concurren cuando viajamos con nuestro propio vehículo.

Como ves, viajar es posible aun teniendo el coche roto o disponiendo de poco dinero. En estos casos lo importante es hacer las cosas bien para que ese viaje que hemos programado nos sirva para desconectar, que para eso sirven, ni más ni menos, las vacaciones.

autobusgenerico


Categories:

Tags: