Proceso de pintado en los talleres de chapa y pintura

La pintura del automóvil  cumple una función doble, la primera es proteger la carrocería del auto  de la corrosión y por tanto prolongar su vida útil, la segunda función es hacer que el coche luzca  muy bien y sea llamativo. Los  talleres de chapa y pintura Barcelona se encargan de restaurar las piezas de carrocería  que han sido dañadas o maltratadas  en colisiones  u otros accidentes, devolviéndole al vehículo su  belleza original.

Un sitio primordial de estos  talleres  es el área de pintura,  en la cual se desarrolla todo el procesos de  devolver el acabado y color  original a  las  piezas  reparadas,   o también se puede  pintar todo el auto de un color diferente o simplemente tunear  una o varias piezas o todo el coche. El proceso de pintado incluye varias etapas que a continuación se describen.

Una vez que la  pieza o piezas de carrocería han sido reparadas por el chapista, es decir, se les ha sido devuelta su forma original,   o se traen piezas nuevas de recambio,  estas pasan al área de pintura, donde se inicia el proceso  para su pintado,   lo primero que debe hacerse  es  lavar  y desengrasar muy bien las piezas,  a fin de eliminar  todo rastro de grasa e impurezas.

El siguiente paso consiste en enmasillar las superficies que presenten irregularidades, la masilla  puede ser aplicada con espátula cuando las superficies son relativamente  pequeñas  y con pistola  cuando superficies muy amplias,  luego del secado  se debe lijar la superficie enmasillada  para eliminar todo porosidad y preparar  la superficie para que sea imprimada.

El imprimado  consiste  aplicar  una capa  de  producto anticorrosivo a las piezas que han sido enmasilladas con la finalidad de brindarles una mayor protección al clima, una vez finalizada la imprimación  a  las piezas deben se les aplica una capa de aparejo, también conocido   como pintura de protección o de fondo, el aparejado  evita problemas en la pintura  como la  falta brillo u absorción de pintura.

Luego de este proceso  debe ser lijada  toda la superficie aparejada y   finalmente  se puede aplicar  el acabado, que consiste en aplicar una capa de color (acabado monocapa) o una capa de color  y una capa de barniz (acabado bicapa),  el resultado final debe ser  que la pieza obtenga un color igual al original de fábrica.


Categories:

Tags: