Si no hay casa no me caso

hazmeprecio

Pues resulta que me caso este año, que nervios, el afortunado es José, mi novio de siempre, ocho años llevamos juntos, hace cinco nos compramos un pisito muy mono y espacioso, parece mentira porque ahora está de moda que los pisos tengan cincuenta metros cuadrados que luego donde duermes comes y donde ves la tele preparas la cena, pero en fin, es lo que hay, nosotros tuvimos la suerte de nuestro lado y encontramos uno bastante amplio, y aunque hay que hacerle algunas reformas está muy bien, encontramos la web http://www.hazmeprecio.com/ y nos hicieron un presupuesto súper rápido y que nos vino de maravilla.

El piso tiene dos dormitorios, baño completo, cocina con despensa, salón y una terracita muy mona que con dos butacas y dos velitas tiene para algunas veladas románticas a la luz de la luna y se queda de lo más mona. La idea es cambiar las ventanas, las puertas y los suelos, porque ya están un poco viejos y están muy pasados de moda, algunas ventanas no cierran bien y alguna puerta esta desconchada y golpeada, fundamental quitar el papel pintado y empapelar el pasillo y el salón a mi gusto que ya os digo que no es el que hay ahora, con cuatro cositas más la casa de mis sueños.

Estoy bastante nerviosa, aunque quedan algunos meses aún ya estoy terminando de solucionar asuntillos como la organización de los invitados, el restaurante, amueblar el piso nuevo y por supuesto el vestido, tengo tantas cosas en la cabeza que seguro que se me queda algo sin hacer, por suerte en hazmeprecio.com me dan la garantía de que va a estar todo terminado para la fecha establecida y eso es de agradecer, así puedo dedicarme a otras cosas que también son importantes, como donde sentar a la tía María Dolores que se pone a contar batallitas de cuando era joven y no te deja parar con sus andanzas y anécdotas y que ya todos conocemos de memoria. La luna de miel también la tenemos ya programada ¡nos vamos de crucero! Siempre he querido ir de crucero en un barco de esos enormes que tienen de todo y para todos, poder disfrutar una semana entera de los lujos y los caprichos que te ofrecen en un sitio de estos, desayunar en el camarote, darte un masaje a media mañana o simplemente tomar el sol en cubierta, solo espero no marearme.


Categories:

Tags: