Cómo hacer moda infantil primaveral

En este artículo vamos aprender hacer un abrigo primaveral de moda infantil en color mostaza, inspirado en http://modainfantilmds.com/. Coger lápiz y papel y apuntar los materiales necesarios y las piezas de patrón impresa en papel. Esta la vamos a recortar por la línea de la talla y vamos a crear patrones terminados.

Después vamos a cortar primeramente el tejido, lo doblamos por la mitad en el interior y colocamos las piezas de patrón encima; vamos a sujetar con alfileres la parte de la espalda y vamos a recortar todas las piezas y a poner hilo antes de quitar los patrones.

Ponemos la pieza en el maniquí, marcando bien las espaldas.

Cortamos la pieza del cuello, que en este caso son dos piezas de al ras; luego nos preocuparemos de los bolsillo y del costado del abrigo y luego continuaremos con el hombro.

Importante es que coincidan todas las partes perfectamente antes de empezar a coser. Podemos ayudarnos con los alfileres e hilvanar el conjunto y luego pasamos a trabajar con la máquina; marcando bien y primero la posición de hombro pasando por la espalda.

Doblar el tejido con el lado derecho hacia el interior y recortamos alrededor de la parte delantera. Ahí es donde pondremos la cremallera, hasta la altura del cuello.

Y luego nos ocuparemos también del cinturón.

Finalmente vamos a coger el tejido de paño (que en este caso es el exterior, ya que hasta ahora nos hemos preocupado de coser el interior) y lo colocamos desde la espalda, pegado al interior.

Recordad de dejar un poco más de tejido abajo para que cuando pase la máquina por arriba coincida con el exterior; luego cosemos por el revés el otro lado de la cremallera empezando por la parte de abajo con mucho cuidado de que no se rompa la aguja. Hay que hacerlo muy despacito clavando lentamente la aguja.

La abertura la dejaremos para el final.

Y cuando finalmente nuestra pieza de moda infantil estará acabada, tendremos que plancharla. Y ya está, ¡lista para estrenarse! Vuestras niñas se volverán locas y no podrán dejar de ponérsela. Lo bueno es que estarán bien abrigadas también en los días más ventoso de primavera.

Si la idea os ha gustado y si lo habéis pasado bien cosiendo, podéis empezar a trabajar en un abrigo invernal para el año que viene o en una chaquetita veraniega. A parte de ser un hobby muy divertido, se trata de una inversión, ya que ahorrareis mucho dinero y podréis lucir los artículos que más os plazcan.


Categories:

Tags: